Follow us:

c/ Alameda, 5 | 28014 Madrid, ES | +34 914 203 889
c/ Alameda, 5
28014 Madrid, España
tlf: +34 914 203 889

Follow us:

"Tomar posición", Ding Musa, Carlos Nunes, Raúl Díaz Reyes
9 de Abril a 20 de Mayo 2016

TOMAR POSICIÓN

En el mundo físico la luz que hiere nuestros ojos lleva información sobre los objetos de los que proviene.
Carlo Roveli.

La manera más básica de describir lo que en nuestros ojos sucede al percibir la realidad que nos rodea, es decir la visión, es la capacidad que tiene éstos órganos de interpretar el mundo por medio de la interacción entre éstos y los rayos de luz que llegan del exterior. Dependiendo de nuestra posición en el espacio-tiempo, percibimos una u otra cosa.

Si queremos describir de forma más precisa lo que sucede cuando las ondas-partículas de luz colisionan con nuestros ojos, podemos encontrar en diversas fuentes que los ojos son sensibles a ondas de radiación electromagnética de longitudes y posiciones específicas. Estas ondas se registran como la sensación de la luz. Cuando la luz penetra en el ojo, pasa a través de la córnea, la pupila y el cristalino, y llega por último a la retina, donde la energía electromagnética de la luz se convierte en impulsos nerviosos que pueden ser utilizados por el cerebro. El nervio óptico transmite los impulsos eléctricos generados en la retina al cerebro, donde son procesados en la corteza visual. Y es finalmente en el cerebro donde tiene lugar el complicado proceso de la percepción visual gracias al cual somos capaces de percibir la forma de los objetos, identificar distancias, detectar los colores y el movimiento. El color, se dice, no es una propiedad de la luz o de los objetos reflejantes, sino que es una sensación cerebral.

Esta sensación nos hace entender pues que no hay formas o cosas, sino simplemente luz y color. Es en el reflejo y con la interacción donde las cosas se generan y producen. Éste es el planteamiento y reflexión que propone Tomar Posición, muestra que se genera a través del reflejo entre las obras de Raúl Díaz Reyes, Ding Musa y Carlos Nunes en el espacio de la galería Ponce+Robles. Una exposición que sugiere pensar cómo interactúan las cosas más que pensar cómo son las cosas que nos rodean. Un pensamiento que casualmente es indispensable para entender la realidad en las nuevas teorías de la mecánica cuántica.

Tomar Posición es un proyecto a tres bandas que cuestiona la importancia en la descripción de los propios objetos y hace hincapié en la necesidad de comprender los mecanismos y acontecimientos que interaccionan entre los procesos. Cada uno de los artistas tiene la intención de otorgar protagonismo a la percepción individual de cada espectador que visita la exposición. El científico teórico de origen italiano Carlo Roveli explica en su libro “La realidad no es lo que parece”, que en el mundo descrito por la mecánica cuántica, no hay realidad sin relación entre sistemas físicos (los objetos). Como proponen los artistas en esta exposición, no es que las cosas puedan relacionarse, son las relaciones las que dan lugar a la idea de cosa. El mundo de la mecánica cuántica no es un mundo de objetos: es un mundo de acontecimientos elementales y las cosas adquieren entidad en el momento en que esos acontecimientos elementales suceden. En éste caso, la conjunción de los tres proyectos de cada uno de los artistas en un espacio-tiempo determinado.

Este proyecto se genera a partir entonces de la interacción entres las tres distintas producciones realizadas específicamente para la muestra. Una interacción física por medio del reflejo en el caso de Díaz Reyes, donde la irradiación del color y el reflejo de las obras de Musa y Nunes configuran sus propias esculturas. Para Musa, la percepción de las formas en el espacio es fundamental y único: enfrenta al espectador (y a las obras de los otros artistas) a contemplar la realidad representada como unidad estructural en la construcción de lo que percibimos. En el caso de Nunes, crea múltiples posibilidades y variaciones por medio de experimentos con el color y la luz, explora así un universo científico como mecanismo de producción pero con un claro interés en la metafísica de las imágenes que se generan de sus propios experimentos.

Tres artistas que trabajan a partir de la fotografía como una herramienta donde la luz y el color interactúan en procesos químicos que imprimen de manera permanente información de las formas de las cosas. Formas que más allá de ser partículas de pigmentos que tiñen papel para producir imágenes con la intención de ser contempladas, descubren en mayor escala una postura evidente de una visión que distorsiona lo que se nos presenta. Situando a su vez al espectador a volver a distorsionar la imagen y el reflejo y tomar actitud sobre todo lo que sus ojos perciben. Un juego sobre la importancia de determinar una posición ante la realidad, pero también una responsabilidad del poder de transformación que tenemos sobre el mundo que nos rodea y del que formamos parte.

Para Raúl Díaz Reyes, Ding Musa y Carlos Nunes, Tomar posición, tiene como propósito centrar la acción de la muestra en tres distintos niveles de interacción: entres las obras y el espacio; el reflejo entre los propios trabajos, pero sobre todo, en los múltiples procesos que pueden surgir entre el espectador y las piezas. Una propuesta donde será el público quien tenga que buscar su lugar y posicionar su particular visión.

Bernardo Sopelana


SOBRE LOS ARTISTAS

Las obras de Raúl Díaz Reyes (1977, Madrid, España) rompen las fronteras disciplinarias haciéndonos entrar en una contemporaneidad rotunda en la cual los lenguajes se alejan de la convención y nos invitan a conformar una mirada panorámica de los entornos. La unión que establece con la arquitectura, así como la mezcla de materiales, nos habla de las ciudades en relación con sus habitantes como sistemas dinámicos en movimiento y alteración constante. De este modo no hay límites dimensionales, no hay leyes técnicas: la fotografía se contempla como escultura, la pintura se adentra en ella. Los frutos de esta reflexión sobre la urbe como lugar de interacción y cambio cuestionan los modelos expositivos, alterando códigos y dando lugar a nuevos paisajes de posibilidades múltiples.

Ding Musa (1979, São Paulo, Brasil) estudió Música y Geografía en la universidad de São Paulo. Su trabajo, aunque centrado en la fotografía, también incluye video, dibujo e instalación.
Sus intereses creativos se centran en conceptos como la luz, la percepción, el espacio, o la forma geométrica. Con el intento de cuestionar la función y la utilidad de las imágenes existentes, y con la inquietud de buscar otras formas posibles de relacionarse con ellas, el artista propone una nueva construcción visual del mundo, de las posibilidades de representarlo y de relacionarse con él desde lo fotográfico. En este sentido, busca expandir la concepción tradicional de la fotografía como soporte de representación, para reflexionar sobre sus propiedades intrínsecas.

Carlos Nunes (1979, São Paulo, Brasil) es licenciado en artes visuales de la Fundación Armando Alvares Penteado (FAAP, Sao Paulo). Estudió también en la Escuela de Artes de Saint Martins, en Londres. En 2005, se trasladó a Buenos Aires, donde vivió y trabajó durante tres años. Sus espectáculos más notablemente en solitario incluyen Triunfo núcleos das, amor e musica, Sobre OS maldosos Azuis (Centro de Cultura Britanica, Sao Paulo, 2010; Prêmio Cultura Inglesa), Até o fim (MAC Curitiba, 2009) y Amarelo (Espaço Laika, Sao Paulo, 2011). También participó en las exposiciones colectivas Abre Alas (Galeria un Gentil Carioca, 2012), FIDALGA sin Paço (Paço das Artes, 2010), tempos Entre (Carpe diem, Lisboa, 2009), Em torno de (Funarte, Sao Paulo, 2009), Paralela (Centro Cultural Borges, Buenos Aires, Argentina, 2007). Participó en residencias de arte en Matadero (España, 2014) y Tokio (Japón, 2015)