Follow us:

c/ Alameda, 5 | 28014 Madrid, ES | +34 914 203 889
c/ Alameda, 5
28014 Madrid, España
tlf: +34 914 203 889

Follow us:

"Nicelly Ofensive", Barriobajero, Ferèstec, Marian Garrido, Emilio Gomariz, Taisuke Koyama,
Jaakko Pallasvuo, Seth Price. Comisaria: Cristina Anglada
11 de Abril a 23 de Mayo, 2014

Nicely Offensive titula un proyecto expositivo concebido para la nueva edición de a3bandas comisariado por Cristina Anglada para la galería PONCE + ROBLES. Los artistas que componen esta muestra son el colectivo Barriobajero, Ferèstec, Marian Garrido, Emilio Gomariz, Taisuke Koyama,
Jaakko Pallasvuo y Seth Price. Desde lo teórico a las formalizaciones más diversas, todos los trabajos aquí reunidos suponen un descriptivo reflejo de lo que durante la última década se ha venido llamando “Post-Internet”. Una etiqueta tan escurridiza como polémica y tan exitosa como frustrante que ha visibilizado muchas de las prácticas artísticas en las que ha ido mutando el net-art hacia una mercantilización en el contexto actual. Como tendencia o movimiento de vanguardia ha sufrido recientemente una revisión histórica a los pocos años de haber nacido y vivido un desarrollo en burbuja exponencial.

Los autores cuyas prácticas han sido bautizadas con el término “post-Internet”, protagonizan el proceso hacia una posible convivencia feliz entre la ecuación arte, vida e Internet. Las consecuencias de este desarrollo no sólo afectan a la propia naturaleza de este tipo de creación (reificación), sino que plantean interesantes retos al propio sistema del arte. Nos encontramos en un momento definido por el capitalismo electrónico, en el que Internet ha dejado de ser una novedad, para asentarse como banalidad totalmente aceptada e interiorizada, modificando sin embargo nuestros modos de vida en un plano no únicamente cotidiano, sino en los terrenos de producción, reflexión, percepción y relación. Los trabajos escogidos se desarrollan prestando atención a su particular materialidad, además de por la enorme variedad de métodos y formas de representación y diseminación que les caracteriza. La recepción y presencia social son parte esencial en la configuración de estas obras.

El término post-Internet fue acuñado por Marisa Olson y desarrollado posteriormente por el escritor Gene McHugh en el blog de crítica “Post Internet” del 2009 al 2010 y analizado posteriormente por numerosos teóricos y artistas (Artie Vierkant). Se intenta definir como resultado del momento contemporáneo caracterizado por la autoría omnipresente, la atención como moneda de cambio, el colapso del espacio físico en la cultura de la red, y el carácter reproductible y mutable ad infinitum de los materiales digitales. Este tipo de trabajos supone una novedosa indagación de la colectividad que ha alterado nuestra noción de espacio público, sobre todo en cuanto a los cambios que Internet ha generado en nuestra percepción y transmisión de la información.

El término sirve a la vez para diferenciarse de dos tendencias artísticas de la historia reciente con los que a la vez suele ser asociado: el conceptual y el new media. El arte post-internet va más allá de preocuparse únicamente por el uso específico de las nuevas tecnologías (new media), y realiza una sincera exploración de los cambios culturales actuales, en los que por supuesto la tecnología juega un rol, pero pequeño. Del conceptualismo hereda la tendencia a la desmaterialización en pro de la idea, el concepto y la palabra. Derivan de lo que se ha venido llamado “arte digital”, término que a la vez encuadrada subcategorías como el new media, el computer art o el net.art, practicadas artísticamente por pioneros como Lillian F. Schwartz o John y James Whitney.

Este tipo de manifestaciones suponen dentro de los debates de la historia del arte, un paso más allá de los que comenzara la fotografía a principios del s. XX en relación a las consecuencias de la colisión definitiva entre las constelaciones de la obra y su reproducción. La imagen se da como imagen-tiempo, como imagen-movimiento, habitando en una multiplicidad de lugares y tiempos. El ordenador como la nueva y universal máquina de Turing se convierte en un centro de operaciones donde la recepción y producción para el usuario se tornan múltiples. Surge de repente una nueva modernidad, sin autores fijos ni Historias. Una riada inmensa y mutable de contenido des-jerarquizado al que accedemos gracias a portales web como YouTube, la maravillosa base de datos de Ubuweb (fundado en el 98 por Kenneth Goldsmith), 4chan, Flickr, Google, o el 3D Warehouse. Los artistas aquí reunidos son afines a las estrategias apropicionistas, al reciclaje, la relectura, y el collage creando a partir de la mezcla despreocupada de elementos de arte con no arte o de alta cultura con cultura popular, generando realmente un cambio de paradigma, pues esto ya no es novedad, sino la base sobre la que crear.

Actualmente todo parece indicarnos que se ha superado el rechazo-control que adoptó la Institución-Arte hacia estas propuestas. Todo esto está claramente relacionado con la emergencia de un nuevo público habituado a este lenguaje y que protagoniza un relevo generacional, además de por la propia naturaleza de las obras, mutaciones variadas y en muchos casos materializadas (objetualizadas-vendibles) que entran claramente en armonía con las reglas del mercado. A través de estas propuestas vendremos a indagar sobre el término y las propias prácticas que bajo el mismo se insertan.